Corredor africano de vida silvestre de Kariba

norte de Zimbabue

El Proyecto del corredor africano de vida silvestre de Kariba sirve de corredor entre tres parque nacionales existentes en Zimbabue, a saber, Mana Pools, Matusadona y Chizarira, así como también ocho reservas de vida silvestre. Al proporcionar un corredor para la vida silvestre, el proyecto repercute de manera positiva en la biodiversidad tanto en el área del proyecto como en la región circundante. Entre los beneficios del proyecto se encuentra el mejoramiento del hábitat para las especies amenazadas como el rinoceronte negro, del cual quedan pocos ejemplares en el área. La crisis socioeconómica de Zimbabue ha incidido considerablemente en el sector agrícola del país, sus habitantes y su vida silvestre. Antes del proyecto, las actividades no sostenibles de la tala de los bosques y la caza ilegal de la fauna silvestre proliferaban en la región. Su apoyo a este ejemplar proyecto REDD+ a través de Stand For Trees es esencial para reducir la presión en los bosques del país y proporcionar medios de vida sostenibles.


Aspectos destacados

  • Ha generado más de 60 empleos locales hasta la fecha.
  • A través de la compra de los certificados de Stand For Trees, se complementarán los servicios básicos para las escuelas beneficiarias.
  • Mejora el hábitat de las especies amenazadas como el rinoceronte negro, del cual quedan pocos ejemplares en el área
  • Se espera que evite la emisión a la atmósfera casi 52 millones de toneladas de carbono durante un período de 30 años.

Impacto del proyecto

  • El proyecto ha logrado numerosas actividades dirigidas a promover el bienestar económico en la región, tales como la creación de 60 empleos locales en vigilancia y protección forestal, la rehabilitación de más de 200 pozos de agua para la comunidad local, la construcción de 11 jardines comunitarios para mejorar la nutrición, la capacitación de más de 233 apicultores como una fuente de ingresos compatible con el medio ambiente, la capacitación a través de talleres locales de 1.300 participantes, y el apoyo a escuelas y hospitales locales.

    Entre los futuros proyectos se encuentran el establecimiento de plantaciones sostenibles de árboles de leña y la capacitación de las comunidades en la fabricación de ladrillos. De esta manera, se crearán empleos, se suministrará leña a los habitantes locales sobre la base de una gestión sostenible, y se implementará un sistema de conocimiento autóctono para elaborar mapas de áreas con abundantes productos forestales no madereros que las comunidades puedan utilizar para la generación de ingresos.

  • El Fondo para la Comunidad y la Sostenibilidad del Proyecto está estructurado para mejorar la salud y la educación en el área del proyecto, y atiende a comunidades enteras, especialmente las menos afortunadas. Ya se han entregado más de diez escuelas con techo y mobiliario nuevos, y se han otorgado subsidios de matrículas escolares en numerosas oportunidades. El proyecto se está realizando en tierras comunales que mejorarán la seguridad de sus medios de sustento. Los proponentes de este proyecto creen que este aspecto de la distribución de ingresos es sumamente importante.

  • A través de la compra de los certificados de Stand For Trees, se complementarán los servicios básicos para las escuelas beneficiarias. Las actividades del proyecto asegurarán que se ajusten el número, la distribución y el sueldo de los maestros según sea necesario, a fin de mejorar la relación de alumnos por maestro. En estas escuelas también se adelantará una iniciativa para maximizar la asistencia a clases mediante ayudas para cubrir los gastos de la matrícula escolar. Se agregarán al programa de estudios temas relacionados con el cambio climático y la conservación ambiental, y se promoverá la creación de carreras dentro del sector o proyecto.

  • Como resultados directos del financiamiento relacionado con las emisiones de carbono, se mejorarán las clínicas beneficiarias en el área del proyecto, las cuales serán dotadas de medicamentos básicos y vendajes; también se proporcionarán servicios básicos. Se subsidiará la disponibilidad, la calidad, el número y los sueldos de los profesionales de la salud por clínica, según sea necesario. Se designó un funcionario de salud que se encargará del seguimiento y la gestión de la iniciativa de mejoramiento de las clínicas y que estará bajo la supervisión de la Junta del Fondo para la Comunidad.

  • El proyecto sirve de corredor entre los parques nacionales existentes, y crea una vasta área contigua de vida silvestre. Los beneficios del proyecto en términos de la biodiversidad incluyen la reducción de la presión derivada de la caza ilegal en la vida silvestre a través del patrullaje frecuente, en estrecha colaboración con los consejos locales. Desde enero de 2014, se han retirado más de 600 trampas de los arbustos, lo que significa una reducción considerable de la presión en la vida silvestre local. En una amplia evaluación de biodiversidad, se determinó la existencia de un total de 150 mamíferos, 504 aves, 133 reptiles y 274 especies de mariposas en la región. Además, los recursos naturales en el área del proyecto proporcionan medios de vida cruciales: se recolectan frutas como alimento y las viviendas se construyen exclusivamente con el material disponible en la naturaleza. Varios árboles locales, como el baobab donde tradicionalmente se entierran a los jefes indígenas, son importantes para la identidad cultural de las comunidades locales.

  • El corredor de Kariba tiene numerosas especies amenazadas y en peligro de extinción, entre las que cabe mencionar:

    • Elefante africano
    • Guepardo
    • León
    • Leopardo
    • Perro salvaje africano
    • Hipopótamo
    • Buitre orejudo o buitre torgo
    • Buitre cabeciblanco
    • Cálao terrestre sureño
  • Se espera que el Proyecto del corredor africano de vida silvestre de Kariba genere casi 52 millones de toneladas de reducción de emisiones en un período de 30 años. Este proyecto REDD+ ha logrado la validación y verificación del Estándar Verificado de Carbono (Verified Carbon Standard, VCS). El VCS estableció un estándar de aseguramiento de calidad riguroso que los proyectos utilizan para cuantificar las emisiones de gases de efecto invernadero y emitir reducciones de emisiones verificadas. El proyecto también logró la validación y verificación de nivel "oro" de la Alianza del Clima, la Comunidad y la Biodiversidad (Climate, Community & Biodiversity Alliance, CCBA). La CCBA es una asociación de importantes organizaciones no gubernamentales que garantiza que los proyectos mitiguen de manera convincente el cambio climático mundial, contribuyan al desarrollo sostenible de las comunidades locales y ayuden a la conservación de la biodiversidad. Asimismo, el Proyecto del corredor africano de vida silvestre de Kariba recibió la aprobación del Estándar Nacional de Compensaciones de Carbono (NCOS, por sus siglas en inglés) de Australia, y ha recibido varios reconocimientos, como por ejemplo, la designación como finalista en el premio Tierra para la vida ("Land for Life", en inglés) de la Convención de las Naciones Unidas de Lucha contra la Desertificación, y también en el Premio Ecuador ("Equator price", en inglés) del Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente (UNEP, por sus siglas en inglés).


    Verified Carbon Standard: A Global Benchmark for Cargon CCB Standards: The Climate, Community & Biodiversity Standards


El desarrollador del proyecto

Southpole logo