Proyecto del parque natural de Makira

Madagascar

La Sociedad para la Conservación de la Vida Silvestre (Wildlife Conservation Society), que opera en el área desde 1993, y el Ministerio de Bosques y Medio Ambiente de Madagascar comenzaron la creación del proyecto de Makira en 2003 en Madagascar para salvaguardar uno de los bosques pluviales más grandes que aún existen. Su establecimiento finalizó en 2012 y actualmente es el área protegida más grande en el país. Su apoyo a este proyecto ayuda a financiar la conservación a largo plazo de uno de los sistemas de bosque pluvial más impolutos de Madagascar, mejorar la custodia y administración de las tierras de la comunidad, y apoyar prácticas de subsistencia sostenible para más de 90.000 personas que se traduzcan en un mayor bienestar para los hogares del área.


Aspectos destacados

  • Financia la conservación a largo plazo de uno de los bosques pluviales más impolutos, aunque también amenazados, de Madagascar.
  • Sirve de hábitat a 20 especies de lémur, incluso el sifaca sedoso, uno de los primates más amenazados en el mundo.
  • Mejora los medios de subsistencia de las comunidades agrícolas locales.
  • Trabaja en colaboración con el gobierno de Madagascar.
  • Evitará la liberación de más de 30 millones de toneladas de CO2 a la atmósfera durante los próximos 30 años.

Impacto del proyecto

  • Los bosques del anillo de Makira con el gemido característico del lémur indri (el lémur más grande de Madagascar), el emblemático sifaca sedoso todo blanco, el lémur rufo rojo y el águila culebrera. Con 20 especies de lémur presentes en Makira, incluso tres de las seis especies malgaches que figuran en la 'Lista de los 25 primates en mayor peligro de extinción en el mundo' de la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (IUCN, por sus siglas en inglés), el lugar posee la mayor diversidad de especies de lémur de todas las áreas protegidas de Madagascar. También tiene poblaciones fundamentales del peculiar mamífero carnívoro de Madagascar, el fosa, que tiene un gran parecido a los gatos. Al comprar un certificado de Stand For Trees de Makira, usted está ayudando a proteger esta increíble zona de biodiversidad

  • Los bosques de Makira se encuentran en el espacio natural de la bahía de Antongil en el noreste de Madagascar, la última gran jungla del país que también tiene un impactante uno por ciento de toda la biodiversidad de la Tierra. La bahía de Antongil abarca los bosques de Makira y el cercano parque nacional de Masoala, que representa una de las mayores extensiones de bosque húmedo que queda en el bioma oriental del bosque pluvial biológicamente rico de Madagascar. La asombrosa diversidad de Makira de sistemas ecológicos intactos permite que los hábitats rebosen de vida silvestre y proporciona servicios de ecosistema vitales tanto para las comunidades humanas como animales.

  • El Proyecto del parque natural de Makira tiene por objeto empoderar a las 90.000 personas que viven alrededor del área protegida al asignar 50% de los ingresos netos provenientes del carbono a estas comunidades, y el restante se dedicará a la gestión del área protegida y de las iniciativas de cambio climático gubernamentales. Algunas intervenciones comunitarias específicas incluyen mejoras en infraestructura, educación y servicios de salud, capacitación y asistencia técnica para agricultura sostenible y apoyo para la creación de medios de sustento alternativos. Y lo más importante es que el proyecto de Makira empodera a las comunidades locales al fortalecer la seguridad de la tenencia de la tierra y los derechos sobre los recursos, lo cual va acompañado de un mayor poder de decisión respecto de los recursos forestales y participación en la gestión del parque.

  • El proyecto de Makira generará 31 millones de toneladas de compensaciones de carbono durante los próximos 30 años. Todos los créditos generados por el proyecto de Makira serán transparentes y estarán certificados y registrados a través del Estándar Verificado de Carbono (Verified Carbon Standard, VCS). El VCS se fundó para establecer un estándar de aseguramiento de calidad riguroso que los proyectos utilizan para cuantificar las emisiones de gases de efecto invernadero y emitir créditos en los mercados voluntarios. Además, este proyecto está recibiendo la verificación de la Alianza del Clima, la Comunidad y la Biodiversidad (Climate, Community & Biodiversity Alliance, CCBA). La CCBA es una asociación de importantes organizaciones no gubernamentales que tiene por objeto estimular y promover actividades terrestres en relación con el carbono que mitiguen de manera convincente el cambio climático mundial, ayuden en la conservación de la biodiversidad, reduzcan la pobreza y mejoren el bienestar de las comunidades locales.


    Verified Carbon Standard: A Global Benchmark for Cargon CCB Standards: The Climate, Community & Biodiversity Standards


El desarrollador del proyecto

WCS logo